Costa Rica es un país centroamericano ampliamente conocido por su gran biodiversidad en sitios turísticos como playas, ríos, bosques, parques nacionales con hermosos paisajes, así como por sus ciudades icónicas y en constante crecimiento. Además de contar con un modelo de gobierno confiable y consolidado, siendo uno de los primeros países en implementar el sistema democrático en América Latina, se destaca por haber desarrollado una de las economías más competitivas y estables del continente. Por esta razón, es uno de los destinos favoritos de quienes buscan el "Pura Vida".

Los índices estadísticos en diferentes áreas ubican a Costa Rica entre las más altas del continente, siendo la quinta economía latinoamericana en 2017 de acuerdo con "Doing Business" y ocupando el 7 ° lugar en el indicador de crédito global.

Con base en los resultados recientes, esta percepción es bien merecida, no solo en relación con América Central sino también con América Latina. Es el cuarto país de desarrollo humano estimado por las Naciones Unidas (ONU), que incluye el alto nivel de alfabetización entre jóvenes y adultos, así como la matrícula escolar en educación primaria, secundaria y universitaria, así como un excelente sistema de atención médica y un poder adquisitivo privilegiado.

Según un informe de "Latin Business Chronicles", Costa Rica ocupa el segundo lugar en el nivel de tecnología de América Latina debido al alto uso de Internet y dispositivos electrónicos. Según el "Foro Económico Mundial", es el tercer país en términos de competitividad, después de Chile y Argentina. Y ocupa el 3 ° puesto en índices de globalización, después de Panamá y República Dominicana.

Costa Rica cuenta con instituciones importantes y sólidas, excelentes infraestructuras y buenos servicios en diferentes áreas, entre otras cosas, donde los negocios inmobiliarios son productivos. Esto se debe a varios factores que favorecen no solo a los inversores extranjeros sino también a los propios ciudadanos del país que buscan oportunidades a través del autoemprendimiento, donde la seguridad jurídica y los impuestos aceptables resultan en un mayor número de inversiones significativas.

Entre otras cosas, este país también tiene uno de los sistemas financieros más seguros en América Central, con una economía estándar en desarrollo, siendo esta una de las más competitivas. Su economía se basa principalmente en el sector de bienes y servicios, y su principal fuente de ingresos es el turismo con más del 20% del Producto Interno Bruto (PIB). Además, es el líder en la exportación de diferentes productos, como café, piña y plátano considerados los mejores del mundo.

Costa Rica tiene muy buenas relaciones con la mayoría de los países y mantiene un enfoque neutral en la mayoría de los conflictos actuales. Asimismo, es un importante centro de negocios y cuenta con excelentes profesionales dispuestos a trabajar en su área. Más del 50% de las empresas presentes son estadounidenses y, algunas otras, europeas. El país crece todos los años con un promedio de 2% a 3% anual sin grandes dificultades, así como países del nivel de México, Chile, Argentina y Panamá, solo por mencionar algunos.

Es bien sabido que Costa Rica tiene un costo de vida más alto en comparación con otros países. Esto se debe a varios factores y es evidente cuando se comparan los precios de algunos bienes y servicios de otros países, como Panamá, Guatemala y Nicaragua, entre otros. Sin embargo, lo que en realidad indica si un país es caro para vivir o no es su nivel de ingresos, y este país se destaca por tener uno de los salarios más altos de la región. Esto se refleja en el PIB per cápita, en promedios que van de ¢350,000 a ¢450,000 (equivalente a aproximadamente $1000 USD o quizás más). Por supuesto, esto dependerá del tipo de actividad laboral que realice cada persona.

Teniendo en cuenta estos aspectos, podemos asegurar que Costa Rica tiene el potencial adecuado para que las inversiones rentables se puedan realizar sin mayores problemas. La idea en todo esto es encontrar un uso conveniente para el producto o servicio que pretendes ofrecer. Es por eso que debe tener lo más clara posible sus aspiraciones o metas, y cuánto tiene para ellas. Realmente no toma mucho para empezar. Lo que nunca debe disminuir es la determinación y la constancia de sus esfuerzos para lograr sus sueños de emprendimiento.

Publicidad