La organización internacional AIB International presentó la nueva certificación de preparación ante pandemias, diseñada para atender los retos que enfrentan los exportadores de alimentos y bebidas.

Esta certificación avala que los exportadores de alimentos y bebidas hacen un eficiente manejo y gestión ante la crisis sanitaria.

Los recientes cierres de diversas empresas debido a los casos de covid-19 y la interrupción en la cadena de suministro le han demostrado a la industria alimentaria que deben estar preparados ante este tipo de eventos que generan incertidumbre y que requieren de altos protocolos de seguridad.

Según Tatiana Rodríguez, especialista de AIB International, con esta norma las empresas conocerán el protocolo que necesitan aplicar para asegurar la inocuidad de sus productos, mitigar los riesgos ante una pandemia y obtener beneficios en sus pólizas de seguros.

Los exportadores de alimentos y bebidas que obtienen esta certificación demuestran el compromiso de su marca en ofrecer los mejores productos a sus clientes.

Para obtener la certificación, las empresas deberán demostrar competencia en las siguientes cinco áreas:

  • Gestión de crisis. Un plan de gestión de crisis evalúa el riesgo de eventos que pueden afectar negativamente las operaciones de las instalaciones, a las personas, la empresa y su reputación.
  • Interrupción de la cadena de suministro. Un plan de gestión de la cadena de suministro es esencial para prevenir y minimizar las interrupciones en su cadena de suministro.
  • Operaciones intermitentes. Debido a los cambios en la demanda de los consumidores y la disponibilidad de los trabajadores, muchas instalaciones han detenido y reiniciado operaciones repetidamente.
  • Limpieza y saneamiento. Investigaciones muestran que la limpieza y el saneamiento son una de las principales preocupaciones de los consumidores durante la pandemia de covid-19. En caso de una pandemia, es importante contar con procesos para identificar excepciones a los procedimientos y prácticas de rutina, a fin de desarrollar medidas adicionales que eviten la transmisión en el lugar de trabajo.
  • Salud de los trabajadores. Mantener la salud de los trabajadores es importante para reducir la transmisión en el lugar de trabajo.

En datos acumulados a junio 2020, Costa Rica exportó aproximadamente $5.671 millones, de los cuales $847 millones fueron del sector alimentario, según la Promotora de Comercio Exterior (Procomer).

Los principales mercados de destino son Guatemala (13%), Estados Unidos (12%) y México (12%).

Mientras que los principales productos exportados son jarabes y concentrados para la preparación de bebidas gaseadas (23%), jugos y concentrados de frutas (12%) y aceite de palma (9%).

El sector alimentario es uno de los tres sectores más importantes en las exportaciones costarricenses, por lo que es importante que las empresas estén actualizadas sobre las nuevas certificaciones que podrían impactar al sector.