Las mejoras en el proceso de registro de propiedad y en la protección de los inversionistas fueron los elementos que ayudaron a Costa Rica a ubicarse en el puesto 61 en el índice Doing Business de 2018, una medición del clima empresarial que evalúa 190 países.

A nivel latinoamericano, Costa Rica solo es superada por México (49), Chile (55), Perú (58) y Colombia (59). También lo siguen El Salvador (73), Panamá (79) y Guatemala (97).

Comparado con un año antes, hay un avance de una posición. Pero debido a los cambios en la metodología aplicada por el Banco Mundial, en primera instancia no es comparable con los años anteriores.

El progreso del país en mejorar la competitividad es el resultado de reformas en el área de registro de propiedad, protección de inversionistas y obtención de electricidad. Se logró a través de cambios regulatorios incluidos en la Ley 9392 y el Reglamento de Ley emitido con el Decreto Ejecutivo No. 40406-MEIC.

Las regulaciones aumentan la transparencia y los derechos de los accionistas en materia de gobierno corporativo y conflictos de interés. También proporciona un mayor acceso a la información corporativa en procedimientos legales y divulgación en transacciones entre partes relacionadas.

Las áreas en las que el país continúa mostrando un mejor desempeño son Obtención de crédito (12 ° puesto), Obtención de electricidad (21 ° puesto) y Registro de propiedades (49 ° puesto).

Sin embargo, ocupa el puesto 127 (de 190) en la apertura de un negocio y el 129 en el cumplimiento de los contratos.

El Ministerio de Economía, Industria y Comercio (MEIC) dijo que actualmente se está trabajando para mejorar los procedimientos relacionados con el registro de la propiedad.

Además, junto con la rama Judicial, se están realizando esfuerzos para crear una nueva Ley Concursal que favorecería el indicador de resolución de insolvencia y obtención de crédito.

El índice Doing Business se calcula anualmente por el Banco Mundial.

Publicidad