Muchos sueñan con abrir un pequeño restaurante junto a la playa en un destino tropical en algún lugar cerca del ecuador. Con vistas al mar interminable y un bungalow abierto como una oficina, es difícil imaginar una carrera más ideal.

Pero el papeleo y la planificación que se requieren para abrir un negocio en un paraíso tropical a veces son inesperados. No importa dónde esté o en qué tipo de negocio se encuentre, ser empresario siempre es arriesgado.

En los Estados Unidos, la Administración de Pequeños Negocios estima que solo la mitad de todas las empresas sobrevive al menos cinco años. En Costa Rica, la tasa es probablemente menor.

Algunas de las razones más comunes para el fracaso son la falta de una planificación empresarial sólida, capital insuficiente y comenzar por las razones equivocadas. Por lo tanto, antes de entusiasmarse con abrir un negocio en Costa Rica, asegúrese de tener un plan de negocios, suficiente efectivo inicial y que sepa exactamente en lo que se está metiendo.

Aquí hay una lista de lo que debe considerar antes de abrir un negocio en Costa Rica:

Estado de inmigración

Adquirir la residencia en Costa Rica no es una tarea fácil. A menos que su negocio requiera más de $200,000 en inversión de capital, buscará formas más complicadas de obtener residencia (a través del matrimonio, a través de una compra de $200,000 o mediante inversiones). La mayoría de los dueños de negocios siguen siendo "turistas perpetuos", lo que significa que se van cada 30 a 90 días para renovar su visa.

Nota: El número real de días entre "Visitas de visado" depende del país de procedencia (los norteamericanos y los europeos suelen recibir sellos de 90 días).

También es importante considerar que incluso si posee un negocio, no tiene permiso para trabajar en él, ya que se considera que le quita un trabajo a un empleado local.

Estructurando su negocio

Hay una serie de estructuras legales para elegir (sociedad general, sociedad limitada, sociedad anónima, etc.) y la mejor depende del tipo de empresa que desea iniciar. Si no está familiarizado con la ley costarricense, lo mejor es consultar a un abogado local. Con mucho, la estructura comercial más común es la "Sociedad Anonima" que ofrece muchos de los mismos beneficios y protecciones que una corporación norteamericana o europea. Los costos de formar una corporación varían ampliamente, pero una apuesta segura es que gastará entre $300 y $1,000 para que se forme e inscriba en el Registro Público.

Apertura de una cuenta bancaria

Los bancos de Costa Rica requieren una cantidad extraordinaria de documentación y paciencia. Para abrir una cuenta, los requisitos previos pueden ser bastante abrumadores y, en la mayoría de los casos, frustrantes para quienes están acostumbrados a menos papeleo, mejor servicio al cliente y operaciones eficientes. Hay muchos bancos privados y públicos para elegir. Algunos bancos internacionales con una fuerte participación de mercado incluyen Davivienda y Scotiabank.

Estos bancos generalmente ofrecen cajeros de habla inglesa y las líneas son considerablemente más cortas que en los bancos públicos. Los bancos públicos, por otro lado, tienen más cajeros automáticos y ofrecen depósitos asegurados por el estado. Abrir una cuenta puede y debe hacerse, pero piense que es un proceso tedioso.

Permisos Comerciales

Una vez que se forme la estructura comercial y se abra la cuenta bancaria, estará listo para comenzar con el gobierno costarricense. La mayoría de las veces, esto significa que tendrá que ir a la oficina municipal local para obtener un "Uso de suelo". Junto con este documento, obtendrá una lista de documentos que necesita de otros organismos gubernamentales (esto depende de el tipo de negocio). Si no habla español, deberá contratar a un representante local para que lo ayude a navegar este proceso.

Encuentre un buen contador

Pagar impuestos y mantenerse al día con los registros puede ser complicado.

Por esa razón, tanto los propietarios de empresas extranjeras como los locales suelen contratar un contador para gestionar sus archivos con el gobierno. El contador archivará toda la documentación apropiada y hará visitas a la administración tributaria en su nombre. Si encuentra un buen contador, él o ella puede ahorrarle dinero a largo plazo. Lo mejor es conectarse con alguien por adelantado.

Publicidad